AQUI PUEDES SEGUIR ESTE BLOG

miércoles, 3 de junio de 2009

MI ANÁLISIS DE TUS PATOLOGÍAS PSICO-ILÓGICAS

Me intrigas. Sueles enviarme señales confusas, de esas que dejan todo a la interpretación (y uno, con esta paranoia) siento entonces que el asunto proviene de un desamor, quizá de esos amores que tuviste en tu cercana y aún notoria adolescencia, creo que era un niño guapo que te sedujo y le entregaste tu cuerpo sin compasión… déjame adivinar… pese a las advertencias moralistas de tu familia, y a esos discursos sobre el amor pegado al sexo, decidiste amarlo intensamente… pero, de esa relación alcanzo a percibir una gran ausencia, no sé… no sé… ¿tuvo que irse?

Bueno, esa explicación es parte de lo que recibo con tu frialdad… quizá, en ese viaje, le seguiste siendo fiel (asunto que limitaste a tu cuerpo)… ¿Y él?... Supongo que una relación virtual con eso de las ganas de piel, se restringió a obscenidades envidiables hechas por cámara… en fin, pero ¿qué pasó? según tu mal humor, rechazo inmediato a cualquier manifestación de afecto y actitudes toscas, noto que… no te responde… no sé, quizá, dejó de escribirte… ¿te quedaste sin saber qué pasó?... entiendo.

Ahora lo intentas con alguien parecido a él, un tipo alto, caribonito, bien peinadito (y uno, medio desaliñado)… claro, pero, ¿la confianza? es evidente que se te fue a otro país, junto a tu examor… en fin, esa furia contenida, te hace interesante… te hace… parecer una triste rebelde sin causa.

Es algo así como una indignación contra todos los hombres… con la triste premisa de que todos son iguales… (si todos somos iguales… ¿Por qué no te quedas con cualquiera?)… entonces ¿No te da señales de vida? Supongo que lo has intentado todo… insultos, ternuras, provocaciones, recuerdos… ¿y nada?... ni siquiera un “dejemos las cosas así”… veo, es posible entonces que te vistas de silencio y tu padecimiento tenga dueño, y que cualquier asomo de galantería barata te irrite la piel y el alma.

Te congelas, y sientes que hurgo sin prejuicios tu pasado que imagino, te indignas y enrojeces como en aquellas noches escondidas de pasión desorbitada… ¿acaso tu orgullo es tu rincón de los lamentos?... lo siento, no quiero ofenderte, sólo me doy a la tarea de leer tus señales confusas, esa permanente huida de ti misma, esas ganas de gritar contenidas en silencios obligados por el dolor de un corazón quinceañero vuelto añicos… ¡malparido! me dirás, (y uno, tan bien criado)… no, no creas que esto es una retaliación por tu indiferencia, es mi manera de decirte que no me dejas alternativa, que tu silente rabia, no me irrita, que no te sueño, que no es deseo (y uno, tan mentiroso)…

Te niegas a recibir el dulce de la reconciliación, te ufanas por despreciarme, brillas por tu opaca inquietud de estar donde no quieres… veo, y como no quieres hablar, entonces te invento, ¡si te vieras!, ahí eres lenguaraz, (y uno, con esta morbosidad auditiva)…

Esta es una extraña mezcla entre humillación y dominio, la cruel historia de pocos kilómetros de piel, la falta de pasiones compartidas, las humedades resecas por la espera, todo en una fábrica de tormentos mentales, sacrificios espirituales y holocaustos emocionales.

Entenderás que escribo para mí, en un rito de onanismo existencial convulso, entenderás que te miro desde la lejanía del repudio y desde la tranquilidad de mi camino improvisado… ¿qué dije… improvisado? No, esto no es posible… pues en ti todo debe ser programado, hasta el desconsuelo… y tus ojos claros estallan, y tu piel trigueña se tizna, y tus párpados pronunciados se cierran.

Es acaso un rumor de tu vida, lo que hoy imagino, ¿Qué haces?... veo, trabajas para restaurar, das alimento a otros… ajá, (y uno, con esta angurria)… tus palabras mudas tienen el problema de andar desnudas, vale decir que están así porque no tienen muda… ¿entiendes? Mudas sin muda… veo, no es gracioso…

En fin, es suficiente este intento de diatriba patética, como una ilusión impetuosa que pretende ser real, tu cuadrado y mi espiral son además de incompatibles, repelentes… lástima irritante, como un vagabundo agorafóbico… un momento, ¿no hablaba de ti? ¿De tus maneras rudas que esconden temores?... (Y uno, tan valiente).

5 comentarios:

♥EliZaAb3th♥ dijo...

Me gustó demasiado... Creo que yo también tengo una morbosidad auditiva impresionante :P
Un abraZo!

Anónimo dijo...

Que interesante!!! sera que alguien invade tus pensamientos? en realidad me gusto...

Anónimo dijo...

Falta el de la partida....el se la ausencia...

MANDALAEXPRESIONSOCIAL dijo...

NO PROFE Q CAMELLO ENCONTRARLO TOCO POR AQUI POR QUE EL CELU NO SIRVE Y NO HAY CORREO: CARLOS LA INSTITUCION NO SALIO CON NADA ENTONCES NO SE SI QUIERE LE DEBO EL TRABAJO PARA EL COMIENZO DEL SEMESTRE SI NO PUES NOS VEMOS ENMEDIACIONES 1 HA Y PORFA ENVIEME UNA FORMA DE CONTACTO

Anónimo dijo...

...De forma egoísta y sínica me dices que escribes solo para ti... cuando será, que realmente escribirás algo que pueda llamar mío o que sea para mi... No importa con los años aprenderé a interpretar con mis silencios, tus palabras...