AQUI PUEDES SEGUIR ESTE BLOG

jueves, 23 de enero de 2014

EL VIAJE

Salir de aquí, de tus palacios medievales, irnos cabalgando para cabalgar después, saber que cedes... sentir que me quieres a tu manera, no comprensible pero fascinante... dejarme invadir por la tontería de que me saludes, suspenderme en tu cinturón delgado... viajar en tu pelo largo.

Esperar que no te asustes, disfrutar del color de tus uñas, oler tu cuello y contarte mi construcción del atentado poético más reciente. Soñar a tu lado, sin que te sientas presionada, dejarte ser siendo contigo, rogar para que entiendas que quiero, puedo y necesito decirte mil cosas... viajar por tus labios. 

Caminar en puntas para no despertarte, ver cómo el sol cubre tu pierna izquierda, contar los compases de tu respiración, ver tus mejillas enrojecidas y tu carita plácida, tus manos inertes y tu cuello esbelto, saber que sabes que te gusto... viajar por tu mente. 

Como puerto, como hangar, como punto de llegada, como meta... no sé dónde iremos, ni cuando, así estoy, sólo con la certeza de continuar aquellos pequeños besos, con el sonido difuso de nuestros pasados perversos, con el mar besando el desierto... viajar por tus emociones. 

Me emociono fácil, me columpio en tus pestañas, no creo que me llames, escribo para no morir y para que no mueras, no quiero que quedes desleída... no quiero que quedes des-leída... no quiero dejar de leerte... viajar en mis letras.

No hay comentarios.: